Close

10 cosas que hay que llevar en la mochila a un festival

By  04/14/2015

Ir de festival es una de esas cosas que hay que hacer una vez en la vida. Y dos, y tres y todas las que se pueda porque ir de festival es vivir la música en primera persona, es construir recuerdos inolvidables en buena compañía, es una experiencia que no tiene por qué salir cara en absoluto. Tan fácil como elegir uno de los 10 festivales de música low cost más prometedores de España y meter en la mochila las cosas que a continuación te vamos a explicar. Siguiendo estos pasos y echándole ganas, los buenos momentos están asegurados.

IMPORTANTE ANTES DE PREPARAR EL EQUIPAJE: Como ves este artículo se titula 10 cosas que hay que llevar en la mochila a un festival y no 10 cosas que hay que llevar en la mochila o maleta a un festival. Evidentemente puedes ir a un festival con el tipo de equipaje que quieras, pero por las características del evento es recomendable ir con mochila. Es más cómodo y más práctico. Si tienes una mochila de 40 o 50 litros  (tipo Nanda Sumit) perfecto, aunque una de 30 (mejor si son un poco generosos como los de la Tubal Independi) también te puede hacer el apaño. No hay nada más ridículo que alguien arrastrando una maleta por un campo o arenal de camino a su tienda de campaña, por muy bonita y resistente que sea esa maleta.

Mochilas Totto

1. SACO DE DORMIR. Cuanto más ligero mejor. Resolvemos así dos problemas: uno de espacio (nos quedará más hueco en la mochila para ropa y accesorios)  y otro de peso (cuanto menos haya que cargar menos sufrirá la espalda). Ten en cuenta el clima del lugar del festival. No te lleves un saco muy gordo si vas a Andalucía en pleno agosto, ni uno muy fino si es primavera y vas a acampar en el norte de España.

2. ESTERILLA O COLCHONETA. Para dormir en el suelo te vendrá bien una esterilla o una colchoneta hinchable sencilla (o una u otra, no lleves las dos). Si escoges esterilla llévala atada fuera de la mochila para que no te coma espacio. Si optas por colchoneta hinchable (más cómodo) vale una del todo a un euro, de esas que se llevan a la playa. La puedes guardar en cualquier bolsillo lateral sin que apenas ocupe. Opcional es una pequeña almohada (tipo reposa cabezas del avión o cojín pequeño). Si te parece mucho engorro cargar con ella puedes improvisarte una con una sudadera arrebujada. Sea como fuere procura tener algo para apoyar la cabeza al llegar la noche. Tu cuerpo y muy especialmente tu cuello te lo agradecerán.

3. BOLSO, MOCHILA O RIÑONERA. Para llevar lo indispensable al recinto de conciertos (dinero, carné de identidad, teléfono móvil, etc.) utiliza una mochilina de cuerdas o una riñonera. Hay quien lleva riñoneras de seguridad, más pegadas al cuerpo que las riñoneras tradicionales. Escojas la que escojas vale, pues será ligera, pequeña y bastante segura si la llevas para delante y no para atrás. No obstante, recuerda siempre que cuantas menos cosas de valor lleves, menos cosas de valor podrás perder.

4. ROPA. Antes de ponerte a meter ropa como si no hubiera un mañana piensa que te vas a un festival, no a desfilar por la Pasarela Cibeles. Para tres o cuatro días con un pantalón corto y uno largo, un par de camisetas, una chaqueta o sudadera, un bañador y algo para dormir es más que suficiente. Una gorra o pañuelo que te proteja la cabeza del sol también te puede venir bien, así como un buff o fular que haga lo propio con el cuello. Y, por supuesto, calcetines y mudas limpios para cada jornada. El frac, la corbata y la pamela los puedes dejar en casa, no te van a hacer falta.

5. CALZADO. A un festival hay que ir con calzado cerrado, ideal zapatillas. Que sean más o menos deportivas depende de ti, pero cuanto más viejas y cómodas mejor pues las quieres para saltar durante varios días. Nada de tacones ni sandalias. Chanclas sí, de hecho son vitales, pero solo para usar en la ducha o mientras estás descansando en la zona de acampada. Como norma general, a un festival se va con dos pares de zapatos: las zapas para los conciertos y las chanclas para los momentos de aseo.

6. NECESER. Antes de ponerte a hacer el neceser recuerda de nuevo que vas de festival, no a desfilar por la Pasarela Cibeles. Necesitarás cepillo y pasta de dientes, un peine, algo de jabón y champú. Liquido de lentillas, cajita y gafas si tienes problemas de vista. Puedes llevar algo de maquillaje si te gusta pintarte, pero no es recomendable llevar mil potingues pues no vas a tener ni tiempo ni espacio para usarlos. Olvídate de secadores, maquinillas de afeitar y planchas de pelo, pero ten muy presentes el protector solar y el aftersun. Estos últimos pueden resultar vitales.

7. TOALLA. Una toalla de microfibra es perfecta: ocupan poco espacio, no pesan nada y secan muy rápido. Véase que hemos dicho una, pues durante un festival la misma toalla vale para la ducha, para la playa, para la piscina y para sentarte mientras te comes un bocata si me apuras. No te preocupes, solo son uno días. Sobrevivirás.

8. CARGADOR Y BATERÍAS. Los enchufes son algo que escasea bastante en los festivales de música y, por tanto, cargar los aparatos electrónicos puede resultar una misión un poco imposible. Existen varias soluciones a eso. Una es que lleves baterías extra para tus móviles, cámaras, etc. Otra es que intentes economizar las baterías de tus aparatos al máximo utilizando el modo avión, quitando el 3G y racionalizando su uso (vamos, que los uses poco). La tercera es que lleves un ladrón en la mochila, así si hay alguien ocupando el enchufe podrás enchufar tu ladrón y así recargar ambos dispositivos. Este último truco no falla nunca.

9. BOTIQUÍN. Un pequeño botiquín es muy útil en los festivales pues siempre habrá alguien con dolor de cabeza, de tripa o una ampolla en el talón. Mete en un pequeño neceser algún analgésico, un par de antiinflamatorios, unos protectores de estómago, tiritas, alcohol para limpiar heridas, pinzas de las cejas (por si te clavas alguna astillita o cristal) y un par de tampones y compresas si no quieres que haya incidentes que te chafe la fiesta.

10. TAPONES PARA LOS OÍDOS. Para bien y para mal, en los festivales se comparte zona de acampada con mucha gente. A veces esta gente ronca mucho, en parte porque vienen así de serie en parte por los excesos de la juerga. A veces algunos no quieren irse a la cama y llegan dando voces sin importarles que otros quieran dormir. ¿Solución? Tapones para los oídos. Es la mejor manera de garantizarte un poco de paz durante un festival. Si esto lo combinas con un antifaz de noche, con un poco de suerte hasta puedes tener dulces sueños con independencia del ruido o de la luz.

¿Nos dejamos algo? ¿Crees que es necesario llevar algo más a un festival de música ? ¿Qué artículo secreto o infalible no falta en tu mochila cuando vas de conciertos? Cuéntanoslo en un comentario, ¡queremos saberlo!

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE GUSTARÁ…

Los 10 festivales low cost más prometedores de España 

5 destinos low cost para unas vacaciones con amigos

10 cosas que no pueden faltar en tu maleta

Para ser el primero en enterarte de nuestras noticias, ofertas y promos,

¡Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube

2 Comments

Deja un comentario