Close

10 cosas que no pueden faltar en tu maleta

By  19/08/2014

¡Por fin llegó la hora de ir de vacaciones! Tienes los billetes de avión, la reserva del hotel y un planning con todos los sitios y cosas que quieres ver o hacer. Solo te queda hacer la maleta o mochila, que suele dar una pereza horrible. Para qué nos vamos a engañar, a poca gente le apetece tener que pararse a pensar qué cosas meter en el equipaje y qué cosas no son necesarias, pero a casi todos nos preocupa que se nos pueda olvidar algo importante. De hecho, esta sensación de me dejo algo (importante) es una de las más comunes entre los viajeros y la sufren a diario personas miles de personas con independencia de su sexo, edad o nacionalidad.

Ahora, ¡buenas noticias! Aunque lo pienses, aunque te preocupe, aunque te lo parezca, no hay absolutamente nada cuyo olvido pueda chafarte un viaje, a excepción de la documentación (DNI o pasaporte) o la tarjeta de crédito (si eres de los que no van con todo el dinero encima cuando sale por ahí). Todo lo demás puede ser sustituido en ruta, comprado por el camino o es, sencillamente, prescindible.

No obstante, si que es cierto que hay cosas importantes que conviene llevar siempre encima. Para que no se te olvide ninguna y viajes tranquilo sabiendo que tienes todo lo vital, hemos preparado esta lista de 10 artículos imprescindibles que esperamos que te sea muy útil. ¡Llévalos todos y serás imparable!

DNI Y PASAPORTE. Llevar encima el DNI y el pasaporte es lo más importante en cualquier viaje porque es la única forma de demostrar tu identidad ante la autoridad. Sin ellos podrías meterte en un lío bien porque en un momento dado tengas que identificarte y no puedas, lo que te acarreará una riña, una multa o incluso tener que pasar por comisaría; bien porque te impida subir a un vuelo. Aunque para moverse por España y Europa no es necesario el pasaporte nosotros recomendamos llevarlo. De hecho, recomendamos llevar el DNI encima y el pasaporte en la maleta o viceversa, el caso es que estén separados. Si en algún momento dado te roban tendrás documentación de repuesto y cero problemas para salir del país. También puede ser interesante mandarte una imagen del DNI o pasaporte al correo electrónico para poder acceder a él desde cualquier ordenador en caso de que sea necesario. Nunca se sabe.

TARJETAS DE CRÉDITO Y SEGURO. Importante también, mucho. En la cartera acuérdate de meter una tarjeta de crédito, mejor dos por si una falla. Si tienes algún tipo de seguro médico lo mismo, lleva la tarjeta encima o, si no la tuvieras, entérate bien de las condiciones y de cómo acceder a él si te pones malo en vacaciones.

CARGADOR DEL MÓVIL. Aunque las vacaciones fueron pensadas para desconectar reconócelo, no vas a ser capaz de ignorar el móvil mas de cinco horas seguidas. De ahí que sea importante tener siempre batería y, para eso, es necesario llevar el cargador. Si se te olvida casi seguro que puedes comprar uno de repuesto en una tienda pero mejor si sales de casa con él, ahorraras tiempo y dinero en el destino. ¿Sabes un secreto para que la batería dure más? Pon el móvil en modo avión cuando no vayas a utilizarlo. No olvides el adaptador de corriente para países que no utilicen el mismo tipo de enchufe que en España.

PROTECTOR SOLAR. De vacaciones el sol tiene la manía de salir cuando se nos acaba la crema protectora. En situaciones así es muy fácil que se te olvide lo peligrosos que pueden ser sus rayos y corras a tomarlos veloz. ¡Error! El sol es fantástico pero sin protección puede hacerte una avería. No hablamos de cáncer, que también, si no más bien de otros males menores pero muy molestos como puede ser una insolación. Si no usas la crema adecuada puedes terminar en el hospital. Es mucho más fácil de lo que parece, les pasa a muchos turistas. Así que importante: lleva siempre crema, a poder ser de protección mínimo 30 (si eres blanquito más) y échatela, varias veces si estas mucho tiempo expuesto. Si te pones una gorrita o algo que te cubra la cabeza y tomas bebes agua regularmente casi seguro no pasara nada malo.

LIBRO DE PAPEL. Llevar un libro de papel puede salvarte del aburrimiento en más de una ocasión. Ya, ya sé que tienes un e-book, una tablet, un móvil y un portatil pero todas esas moderneces tienen una cosa en común: una batería con la manía de acabarse cuando menos te lo esperas. Al libro de papel nunca se le acaba la batería. Es un inventazo y, como además es barato, el riesgo de que te lo roben es mucho menor.

LENTILLAS Y GAFAS. Si eres de los que llevan lentillas procura llevar de repuesto por si perdieras una. Parece una tontería, pero no lo es. Tener que comprar lentillas en otro país es un rollo y muchas veces ni siquiera tienen tu marca con lo que tendrás que probar suerte y rezar para que las nuevas se adapten bien a tus ojos. Si usas gafas lo mismo, asegúrate de que no se te olviden, tanto las de ver como las de sol.

UN PAR DE CHANCLAS. Entre tus zapatillas favoritas para patear y el calzado elegante para salir de marcha mete unas chanclas, las más cómodas que tengas. Serán perfectas para andar cómodo hasta la playa o la piscinas en esos momentos de despreocupación máxima en lo que buscas es relax y no estar divino. Igual te sirven de zapatillas de andar por casa o, si la ducha de tu hotel/hostel/albergue no está tan limpia como debería, como calzado de baño.

CÁMARA DE FOTOS. A todos nos gusta volver a casa con un montón de fotos. Las queremos para recordar y también para compartir con nuestros familiares y amigos los buenos momentos que hemos pasado. Ahora, cuando vayas de viaje escoge una cámara que vaya contigo. Si eres de los que siempre usan el modo automático para hacer fotos de ‘yo y un paisaje’, selfies y poco más, con una compacta o un buen móvil vas que chutas. Deja la reflex en casa para cuando vayas a usarla de verdad, osease, en el modo manual. Te ahorraras preocupaciones (que te la roben) y no tendrás que cargar con ella.

PAPEL Y LÁPIZ. Sobre todo si viajas al extranjero, tanto el papel como el lápiz puede ser un gran aliado. Nunca sabes cuando un dibujo va a permitir entenderte con ese japonés tan majo que no habla ni papa de español. Una libretita es ideal y no pesa nada.

BOTIQUÍN BÁSICO. Tan necesario como el neceser (cepillo de dientes, peine, etc.) es el botiquín. Depende del destino será más grande o más pequeño. A veces te valdrá con un par de tabletas de analgésicos, protector de estómago y tiritas, a veces tendrás que llevar antibióticos y alguna cosa más. Mejor si no tienes que utilizar nada de su contenido pero, por si acaso, ¡llévalo! Si te pones enfermo en el fin del mundo lo último que te apetecerá será ponerte a buscar una farmacia.

¿Crees que nos dejamos algo? ¿Qué no puede faltar en tu maleta? Cuéntanoslo, tenemos mucha curiosidad.

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE GUSTARÁ…

Descubre si eres de maleta o de mochila

10 cosas que no pueden faltar en tu mochila

Para enterarte el primero de todas nuestras noticias, ofertas y promos,

¡Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube

1 Comment

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad