Close

7 Consejos fáciles para ponerte en forma

By  24/01/2015

Digan lo que digan, no existen pócimas mágicas que te pongan en forma al instante. Si este año quieres estar fuerte y sano, empieza a cuidarte a la de ya. No se trata de entrenar todos los días, cinco horas en el gimnasio, para después cenar tres hojas de lechuga sin sal. Todo lo contrario. Si quieres estar en forma basta cambiar los hábitos sedentarios e insanos por una rutina que contribuya a que tu salud y tu mente se fortalezcan sin que te des cuenta.

Si no sabes por donde empezar, empieza siguiendo estos siete pasos para ponerte en forma. Al principio da un poco de pereza, pero si consigues hacerlo durante dos semanas luego va prácticamente solo. ¿Lo mejor? Que en menos de lo que piensas empezarás a verte y a sentirte genial. Animo y, ¡a por ellos!

1. BEBE 8 VASOS DE AGUA AL DÍA. Estar en forma requiere estar limpio e hidratado, por dentro y por fuera. Para eso lo mejor que puedes hacer es beber agua. Los expertos recomiendan tomar unos dos litros de agua al día, esto es, ocho vasos repartidos en 24 horas (no vale tomar ocho vasos de agua del tirón, así solo harás trabaja extra a tus órganos).

A primera hora de la mañana el agua te ayudará a despertar el cuerpo, y antes de comer o cenar facilita la digestión aunque puede quitarte un pelín de apetito. Pero además, el agua te refresca, te espabila, y te baja la presión sanguínea, por lo que contribuye a prevenir infartos y ataques al corazón. Y, por si fuera poco, el agua hace que expulses toxinas del organismo, líquidos que no te hacen falta y no engorda nada. Toma agua, ¡todo son ventajas!

2. HAZ DEPORTE. Para estar en forma tanto física como mentalmente, el deporte es sumamente necesario. A nivel físico te ayuda a quemar grasas acumuladas, coger fuerza en los músculos y definir tus formas. A nivel mental, permite diversión y/o relax, desconectar durante un rato de las obligaciones derivadas del estudio o el trabajo, y sin intentarlo te lleva a rendir mejor.

Según el tiempo del que dispongas podrás hacer más o menos ejercicio, pero procura hacerlo dos días por semana como mínimo. No hay absolutamente ninguna excusa para no hacer deporte: si no tienes dinero puedes correr, si no puedes salir de casa puedes practicar yoga, si donde vives hace mal tiempo apúntate a un gimnasio, si te gusta la música sal a bailar. ¿Necesitas más ideas? No te pierdas 10 deportes para practicar al aire libre en la ciudad. En este post encontrarás un montón de alternativas.

512px-Running_woman

3. DUERME BIEN. Olvídate del mito de las 8 horas de sueño porque para estar en forma no necesitas dormir tanto, o quizá si. El número de horas que una persona debe dormir depende de cómo sean esta persona y sus ciclos de sueño. Según esta premisa, lo importante no es dormir ocho horas de reloj, sino un número de ciclos determinados. Estos ciclos duran aproximadamente 90 minutos, así que lo ideal es dormir en múltiplos de tres. Tanto seis horas (4 ciclos), como siete y media (5 ciclos), como nueve (6 ciclos) son cantidades totalmente aceptables. Si te vale con seis, ¡mejor que con nueve! Más horas te quedan en el día para hacer cosas.

Ahora, no se trata de forzar. Si te vas a pasar el día bostezando significa que no te vale con seis, que tendrás que dormir un poquito más. A la hora de descansar ayudan también otros factores como tener un buen colchón, echarse a horas regulares, y no dejar puesta una tele que nos pueda despertar de repente.

Trucos-por-dormirse-mas-rapido

4. ESTIRA TU CUERPO. Al menos una vez al día, si son más mejor, realiza una serie de estiramientos. Te ayudará a despabilar, aumentará tu flexibilidad y relajará partes de tu cuerpo que puedan estar entumecidas (por ejemplo, si estudias o trabajas muchas horas sentado en una mesa).

Para estirar tu cuerpo no hace falta que saques una esterilla, te pongas en mayas y te dobles cual contorsionista hasta engancharte las piernas detrás de la cabeza. Los ejercicios de toda la vida de ponerte en pie y dejar caer tu cuerpo hacia abajo como si quisieras tocar los pies o el suelo con las manos valen. También puedes entre cruzar las manos tras tu cadera, llevar la cintura hacia delante mientras sacas pechoo echar la cabeza hacia atrás, esto es, arqueando la columna hacia el lado contrario en el que normalmente está. Existen infinidad de estiramientos. Investiga, prueba y utiliza los que a ti mejor te vengan. No lo olvides: estira sin forzar, respeta tus límites o te lesionaras.

150119_yoga

5. NO PIQUES ENTRE HORAS. Para estar sano más que seguir dietas rigurosas es necesario comer de forma equilibrada. Estar sano requiere comer variado, y en variado también entran las cosas buenas como pizzas, chocolates y refrescos. Ahora, pizzas, chocolates y refrescos son la excepción, no lo recomendable para comer todos los días.

Muchos dietistas coinciden en una premisa: para que el organismo esté a punto y no ganemos kilos de más, es en hacer cinco comidas al día. Esto es, desayuno, comida y cena, y un ‘pequeño almuerzo’ entre el desayuno y la comida, y entre la comida y la cena. ‘pequeño almuerzo’ puede ser una pieza o dos de fruta, una barrita energética o un bocadillito (no media barra de pan con salchichón). La energía y los nutrientes que te aporten estas ‘entre comidas’ te darán fuerzas para continuar con tu actividad y activarán tu estómago para que este queme grasas innecesarias.

150124_gula

6. COME FRUTA FRESCA. Como sabemos que es muy difícil dejar de picar entre horas, nuestro consejos es que si tienes que hacerlo te aficiones a la fruta. La fruta es algo sano, natural y rico (ya, ya sabemos que una palmera de chocolate es más rica, pero no te creas, cuando le coges el gusto a la fruta… ¡Puedes acabar pasando de la palmera!). Tiene vitaminas y es en gran medida agua por lo que, incluso la fruta con más azúcares, siempre engordará menos que cualquier historia más elaborada.

Si no te gusta la fruta, empieza tomando batidos naturales (naturales, has leído bien, fruta con leche), y zumos (naturales también, nade de zumo de caja lleno de conservantes y colorantes). Cuando te veas capaz, toma fruta sólida. Poco a poco te irás aficionando hasta el punto de no poder pasar sin ella. Damos fe. Si aún con todo ‘necesitas’ comer más, puedes meter ‘algo extra que te sacie’ como infusiones. El té verde y el rooibos son sumamente saludables.

150124_manzana

7. ABANDONA HÁBITOS NOCIVOS. Hay algunas costumbres que son nocivas para el organismo y, aunque lo sabemos, continuamos repitiéndolas porque nos parecen divertidas, están socialmente aprobadas o, sencillamente, nos sentimos enganchados. Pero, ¿quién en su sano juicio repetiría conductas que sabe seguro que dañan su organismo?

Aprovecha el tirón del año nuevo para abandonar hábitos como fumar o beber. Al principio puede parecer difícil pero, cuando lo logras, te sientes tan bien que ya ni recordarás por qué lo hacías. No es un camino de rosas esto de dejar de fumar o beber, sobre todo si uno está acostumbrado, pero si uno está de verdad convencido es mucho más fácil de lo que parece. Ten personalidad, ¡libérate de humos y resacas!

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE GUSTARÁ…

10 razones para hacerte runner

10 deportes para practicar al aire libre en la ciudad

TRX, crosfit y entrenamiento funcional, el nuevo fitness

Para enterarte de nuestros concursos y promos,

¡Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube!

6 Comments

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad