Close

Las mejores ideas para sorprender en Navidad

By  29/12/2014

Las sorpresas son una de las mejores cosas de la Navidad. De hecho, los detalles más pequeños e inesperados son muchas veces los que hacen nuestra navidad única, especial, irrepetible. Además, preparar sorpresas y detalles es en sí mismo un acto de amor, de cariño, de preocuparnos por el otro, de intentar sacarle una sonrisa. En definitiva, de hacerle feliz.

Por lo general, las sorpresas son más una cuestión de ganas que de dinero. Para sorprender a los nuestros no hace  falta un gesto enorme (como contratar una avioneta con un letrero que diga te quiero). Un poco de imaginación y tiempo bastan para confeccionar detalles capaces de emocionar a quienes más queremos.

TARJETAS ORIGINALES. A parte del banco y a veces ya ni eso, casi nadie utiliza el correo postal para comunicarse. Pero, ¿y lo contentos que nos ponemos cuando encontramos una postal en el buzón? Aprovecha las Navidades para mandar las tuyas. De hecho, si quieres que la alegría sea mayor, diseña tú mismo las postales que envíes. Así cada una será  única, hecha pensando en esa persona.

Para hacer tarjetas de Navidad puedes reciclar materiales. Botones, lazos, pinturas, cartulinas, papeles de periódico, etc. Papel pinocho y purpurinas también te serán útiles. O puedes sofisticarlas más incluyendo un recuadrito con un motivo hecho en punto de cruz o con lazos. Elige tu técnica según tu estilo y maña.

Si no te ves capaz de tanto esfuerzo, siempre puedes mandar alguna postal por e-mail. En portales como Correo Mágico puedes enviar ‘tarjetas-mail’ personalizadas con tu foto. Si prefieres hacerlo vía whatsapp, hazte con aplicaciones gratuitas tipo Crea tarjetas de Navidad o Frases, Tarjetas de Navidad o Árbol de Navidad y de Diseño de tarjetas. Todas son aplicaciones gratuitas y te permitirán enviar tus mejores deseos decorados con todo el espíritu navideño que puedas soportar.

PERSONALIZA TU ÁRBOL. Para muchos, el árbol de Navidad es el símbolo máximo de las fiestas. Nos acompaña antes y durante las celebraciones, y acaparará buena parte de las miradas de nuestros invitados. De ahí que merezca la pena invertir tiempo en ponerlo bonito.

Hacer bolas de Navidad personalizadas es más sencillo de lo que en principio se puede pensar. También más barato. Solo en Manualidades Infantiles encontrarás 20 bolas de Navidad que puedes hacer tú mismo. De cristal, de papel, de pintura, de purpurina… Muchos son los materiales que puedes emplear para dar forma a la decoración navideña. Si te atreves, ¡puedes hacer bolas de Navidad con tu foto dentro!

Lo mismo ocurre con el resto de adornos. Guirnaldas, coronas, calendarios de adviento, árboles, estrellas, bolas de nieve, calcetines… Solo en este listado de Trucos y Astucias encontrarás más de 100 manualidades navideñas, muchas muy sencillas, aptas para los más pequeños y los más patosos.

141229_ARBOL DE NAVIDAD

BELENES CON ENCANTO. El árbol de Navidad es importante como elemento decorativo, pero el Belén le va a la zaga. La tradición belenista está arraigada en España, a pesar de que en los últimos tiempos parece haber perdido un poco de fuelle. Aprovecha las fiestas para construir un Belén en condiciones. No te conformes solo con el portal. Que vengan los Reyes con sus pajes y sus camellos, y que los pastores con sus rebaños se acerquen a adorar por un camino de tierra y musgo. Haz un río con papel albal y pon a un paisanín a pescar. Arena, tierra, piedrecitas… La naturaleza es una fuente inagotable de ‘ingredientes de Belén’.

También nuestros trasteros y cocinas. Con cáscaras de huevo, corchos, fieltro, palos de helado, cápsulas de café, bobinas de hilo, piedras, etc. Se pueden hacer curiosas figuritas. Sin olvidaros de la siempre socorrida plastilina, una material con el que se puede modelar a todo color lo que haga falta.

COMIDAS NAVIDEÑAS. La mesa es uno de los mejores sitios para sorprender a los nuestros. En este frente podemos aprovechar dos cosas para marcar la diferencia: la decoración y la comida. En unos días en los que las mesas rebosan de alimentos, basta con una decoración sencilla pero cuidada para que la mesa quede bonita. Un sencillo centro de piñas y flores de pascua y un par de velitas encendidas puede ser más que suficiente. Si quieres darle un toque brillante esparce unas estrellitas doradas sobre el mantel, que mejor si es blanco o de un color suave tipo beige para que los elementos destaquen sobre él.

Mucho más juego nos puede dar la comida. Pon toda tu imaginación en preparar entrantes creativos de temporada. Busca ingredientes sabrosos y con color, fáciles de modelar y combinar. Seguro que tus invitados se quedan con la boca abierta si en lugar de una bandeja con queso y otra con aceitunas les preparas estos pingüinos de aceituna que puedes convertir en Papá Noel añadiéndoles un gorrito de tomate o pimiento rojo. Tomates cherry y aceitunas se convierten fácilmente en simpáticas mariquitas de tomate cherry y aceituna, los huevos rellenos pasan a ser ‘huebuhitos’; y el arroz con queso de untar muñecos de nieve (o cualquier otra forma que te apetezca).

En el capitulo de dulces puedes, por ejemplo, hacer galletas con formas peculiares (hay cientos de moldes divertidos en Internet y entiendas especializadas) o personalizadas (letras, números, etc.) Si te gustan los roscos de Reyes, ¡mételes mensajes o regalitos extra dentro! Si compras de los que vienen rellenos te será más fácil hacerlo (sobretodo si vienen partidos por la mitad). Y, por supuesto, no te olvides de colgar algunas ‘bolas de chocolate’ de las ramas de tu árbol. A los más peques es encantará.

CARBÓN EL DÍA DE REYES. El día de Reyes la sorpresa no es encontrar bajo el árbol lo que se ha pedido, ¡la sorpresa es encontrar un montón de regalos inesperados! Uno de los mejores momento de la mañana del 6 de enero es la previa, esto es, cuando aún no hemos abierto nada y miramos los paquetes con ganas mientras imaginamos qué hay dentro.

¿Consejo para sorprender? Utiliza cajas de otras cosas para que nadie pueda adivinar que hay dentro. Si has comprado un anillo mételo en una caja de zapatos, si el regalo son unos esquís coloca un papelito en la caja de un anillo que ponga ‘mira detrás del sofá’ y que de ahí salgan unos esquís. Juega al despiste, ¡es muy divertido!

Y deja siempre una roquita de carbón metida en los zapatos, una pequeña broma para decirle a tu familia que el año que viene se tiene que portar mejor.

3 Comments

Deja un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad